[royalslider id="1"]

La nevera, una pequeña huerta de hortalizas frescas

calabacin en frigorifico

La rutina, con el trabajo, los hijos, los compromisos y las actividades extralaborales, hace que no siempre encontremos tiempo para ir al mercado a comprar fruta y verdura, y ni muchos menos a diario, pero a todos nos gusta consumir productos frescos como recién recolectados.

Por ello, en King Courgette te ofrecemos algunos consejos e indicaciones para que la nevera se convierta en una pequeña huerta de hortalizas frescas que conserve todo su valor nutricional. Lo esencial es que el estado inicial de frescura del producto sea óptimo, que el frigorífico mantenga una temperatura adecuada, y separar frutas y verduras en envases diferentes.

En el caso de las hortalizas ya envasadas en bandejitas de porexpan envueltas en film, se guardan tal cual, fijándonos siempre en la fecha de envasado para saber cuándo fueron recolectadas. Las verduras que son de color verde conviene consumirlas cuanto antes, porque van perdiendo sus propiedades desde el momento de su recolección.

Eso sí, si se conservan en la nevera, sin luz y bien tapadas, es decir, sin aire, la vitamina C se seguirá perdiendo cada día pero mucho más despacio que si las dejamos en el cajón de las verduras tal cual. En concreto, el calabacín se conserva bien en el cajón de las verduras del frigorífico, donde conviene que la temperatura no sea inferior a los 10ºC.

De este modo, se mantiene en buenas condiciones durante aproximadamente tres semanas. Se debe ubicar separado de frutas y tomates, ya que es sensible al etileno que desprenden y puede llegar a alterarse con rapidez. Pero además, el calabacín se puede almacenar fuera de la nevera en un lugar con poca luz y fresco y también se puede congelar.

Las hortalizas que compramos en el supermercado únicamente envueltas en film, lo que llamamos ‘segunda piel’ se guardan tal cual en la nevera, puesto que en el puesto de venta ya estaban refrigeradas. Es el mejor sistema, ya que además de resultar más nutritivas se conservan más tiempo frescas e higiénicas.

Otra alternativa es la de forrar interiormente con papel absorbente de cocina un tupper del tamaño adecuado y etiquetado previamente con el nombre la hortaliza y la fecha de almacenamiento. De esta forma evitaremos tener que abrirlo para ver su contenido hasta el momento exacto de su consumo. Las hortalizas se tienen que guardar en el recipiente sin lavar y con las hojas enteras.

Hay que procurar que el recipiente se queden lo más lleno posible y antes de cerrarlo es necesario cubrir también con papel de cocina que va a absorber la humedad que se va a crear en el interior, puesto que los vegetales siguen transpirando a pesar de estar cortados. Si tenemos la precaución de cambiar este papel a medida que se humedece, los resultados serán aún mejores. Este sistema da un poco de trabajo, pero es la mejor manera de conservar bien las hortalizas durante varios días.

Por último, otra forma para las de gran tamaño, como berenjenas, calabacines, pimientos o pepinos, consiste en envolverlas muy bien, de una en una, en láminas de plástico de calidad para que las aísle bien del exterior. Lo más importante es que el film quede bien adherido a toda la superficie para que no haya nada de aire y no se produzca la humedad. Otra opción es utilizar las bolsas de plástico de cierre hermético intentado expulsar todo el aire antes del cierre.

Lucha natural contra la gripe

salud alimentacion courgette

Con el cambio de estación y la llegada del otoño arranca también la temporada de gripe, de resfriados e inflamaciones de las vías respiratorias altas debido a que el sistema inmunológico, nuestra barrera de defensas naturales, se debilita. La bajada de las temperaturas u otras causas como el cansancio, el estrés o las carencias alimentarias, ayudan a ello.

La gripe es una enfermedad infecciosa que afecta a las vías respiratorias. Inicialmente puede ser similar a un resfriado y con frecuencia se acompaña de síntomas generales como dolor de garganta, debilidad, dolores musculares y articulares, dolor estomacal y de cabeza, con tos (que generalmente es seca y sin mucosidad), malestar general y algunos signos más como pueda ser la fiebre. Mientras. el resfriado o catarro es una infección viral leve y supone una de las enfermedades más comunes.

En King Courgette siempre buscamos la solución más natural a los problemas y, por ello, recurrimos una vez más a la alimentación para prevenir estas dolencias o aliviar sus síntomas, sin olvidar la medicina en caso de necesidad. Hábitos saludables, como seguir una alimentación equilibrada, no fumar y practicar ejercicio físico ayudan a reforzar nuestra propia inmunidad de manera natural.

Dentro de la dieta variada existen alimentos beneficiosos para el sistema respiratorio y de todos los que hay nos vamos a centrar en los vegetales con acción demulcente que se produce por el efecto de los polisacáridos, llamados mucílagos, que propician un efecto protector y suavizante de las mucosas irritadas. El consumo de vegetales está recomendado en cualquier momento, y más aun cuando existen algunas de estas dolencias.

Enumeramos algunos ejemplos de estos productos, como el mismísimo calabacín, uvas, ciruelas pasas, higos secos, dátiles, hojas de borraja, lechuga, copos de avena o mijo, a los que se les puede añadir una pequeña cantidad de miel para aumentar el efecto suavizante y protector de las vías respiratorias. Como no, King Courgette centra la atención en el calabacín por ser rico, entre otras vitaminas y minerales, en Vitamina C, y de ahí que ayuda a aumentar la resistencia frente a las infecciones.

De igual modo, contiene los referidos polisacáridos, o sea, los mucílagos, de los que ya hemos hablado en artículos anteriores, y que actúan con efecto calmante. Son buenos, por tanto, para cuando existe afonía, tos seca, faringitis o amigdalitis. Igualmente, algunas verduras y hortalizas tienen ácido fólico que ayuda a fijar el hierro de otros alimentos como la carne, el pescado y los huevos.

Un buen nivel de hierro y de otros minerales es imprescindible para la inmunidad, y en resumen, en esta época del año en la que las gripes y resfriados son algo normal, la mejor medicina natural es el descanso, beber abundante líquido y consumir frutas y verduras, que por su alto contenido en vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes nos ayudarán a reponernos más rápidamente.

King Courgette se consolida como referencia en calabacín en Europa

3

King Courgette alcanza en este comienzo de campaña su primer lustro como marca especializada en el cultivo y comercialización del calabacín. Se cierra así, por parte del departamento comercial de Escobar & Castañeda, S.L., un plan a cinco años con el que se pretendió situar su marca como una de las principales referencias de este producto en todo el continente europeo. Ya sea de forma directa o indirecta, la empresa familiar ha logrado que la marca King Courgette tenga presencia en todos los países de la Unión Europea. Ante este éxito solo cabe una pregunta: ¿Cómo ha logrado abrirse un hueco entre las ya legendarias empresas del sector hortofrutícola?.

Si se hace un análisis de la trayectoria de Escobar & Castañeda, S.L. en estos últimos años y se compara con el crecimiento medio por empresa del sector, se puede comprobar que la joven compañía supera con creces dicha media de crecimiento registrada en el Poniente Almeriense. Además, se debe de tener en cuenta que los últimos años no han sido precisamente fáciles para el calabacín, pero aun así la empresa mantuvo ratios de crecimiento.

Su éxito radica, sin lugar a dudas, en su filosofía empresarial y de trabajo. Equipos jóvenes y dinámicos son los que lideran y se comprometen con los retos constantes a los que se enfrenta la marca. “Sin duda, hemos logrado diseñar una empresa joven que está integrada por un equipo experto, eficaz y plenamente comprometido con nuestro crecimiento como grupo humano y como empresa”, señala José Luis Escobar Jiménez, director general de Escobar & Castañeda, S.L.

Pese a que el modo de actuar del sector tiene mucho que ver con el mantenimiento de los valores tradicionales, algo que defienden desde la dirección de King Courgette, es que ser jóvenes no es una desventaja, sino todo lo contrario. En este momento ser los nuevos es un plus que se valora bastante en Europa: “No estamos anclados a procedimientos y formas de trabajo del pasado, sino que hemos configurado una nueva forma de trabajar que permite que nos adaptemos mucho más rápido al mercado que nuestros principales competidores”. Así se expresa José Luis Escobar Castañeda, perteneciente a la segunda generación de la empresa y director de Estrategia.

King Courgette busca la flexibilidad para hacer frente a “un sector altamente competitivo y que va a ir transformándose a pasos agigantados en los próximos años”. El matiz del director de Estrategia continúa con la afirmación de que “ahora más que nunca se necesitan equipos fuertes, jóvenes -pero asesorados por la experiencia- y comprometidos con las empresas y con el proyecto almeriense”.

Para gustos, los colores… y las formas

king courgette

Ya lo decían sabiamente en la Edad Media: “de gustibus et coloribus non est disputandum”. Esta expresión ha llegado a nuestros días de forma abreviada como “para gustos, los colores”, a lo que desde King Courgette añadimos algo más: “y las formas”. Así debe ser si del calabacín se habla, paladar por un lado y vista por otro para después unirse en el deleite.

En artículos anteriores hemos explicado extensamente sus características y propiedades nutricionales, por lo que en esta ocasión nos vamos a centrar en sus variedades por colores y formas. Puede ser amarillo, blanco, verde claro u oscuro, o incluso negro. Algunas variedades presentan puntos grises, aunque lo que no cambia es el color blanco de su carne. De igual modo, pueden ser alargados, redondos o achatados.

El calabacín, sea del color que sea, cuenta con un rico perfil nutricional y ofrece beneficios para la salud. Es rico en vitamina A, vitamina C y antioxidantes. Tampoco contiene grasas saturadas ni colesterol, es decir, es una verdura muy saludable y con tan solo 17 calorías por cada 100 gramos. El calabacín contiene potasio y vitaminas como tiamina, piridoxina y riboflavina, y minerales como hierro, manganeso, fósforo y zinc. Por su fuera poco, su piel es una fuente de fibra dietética.

Concretando más, el calabacín amarillo tiene, además de las mismas propiedades que el verde, un alto contenido en los carotenos luteína y zeaxantina, muy superior a cualquier otro vegetal. Es más, se ha comprobado que un calabacín amarillo mediano cubre prácticamente la cantidad necesaria de estos carotenos para obtener sus beneficios.

Ambos carotenos se distribuyen por el cuerpo una vez obtenidos mediante la ingesta, depositándose en su mayoría sobre la piel y membrana del ojo, la zeaxantina en el centro de la mácula y la luteína en sus bordes. Como pigmentos protectores de la planta que son, ejercerán una acción parecida en el cuerpo humano ,donde su poder antioxidante y de protección frente a la radiación solar hacen que su propiedades principales sean la prevención frente a la aparición de cataratas y a la radiación solar sobre la piel.

El calabacín es una especie con muchas variedades de formas, pero el más común es alargado, verde por fuera y blanco por dentro. Este tipo de calabacín pueden consumirse cuando aún son inmaduros, momento en el que están muy tiernos, o esperarse a que alcancen la madurez, que es como se comercializan.

También puede ser redondo, con forma ovalada al mismo tiempo que aplanada, y no se comercializan tanto como la variedad más común. Otro distinto es el achatado, cuyo nombre indica a la perfección la forma que tienen. Estos últimos se conocen también como calabacines de Jerusalén.

Las variedades tradicionales han sido sustituidas por otras más modernas y por híbridos que se adaptan mejor al cultivo en invernadero y ofrecen una mayor producción. En cualquier caso, independientemente del color y forma, sigue siendo una rica hortaliza que nos ofrece distintas variedades para poder elegir cultivar durante el verano.

Cada una de ellas tiene diferentes características en cuanto a tamaños, formas, colores, precocidad y productividad, así que terminamos igual que comenzamos el artículo, con un refrán: “en la variedad está el gusto”.

El calabacín y el mucílago

calabacin king courgette mucilago

“Érase una vez un saludable calabacín y un fibroso mucílago que vivían felices y sanos”. Bien podría ser el inicio de un cuento, pero en esta ocasión en el tema del artículo que en King Courgette proponemos y que comienza recordando que el calabacín es un alimento suave y de fácil digestión al que recurrimos en momentos de malestar físico, pesadez, hinchazón abdominal, flatulencias, estómago revuelto o cuando llega el temible momento de ponerse a dieta.

Dicho esto, y en consonancia con la introducción que hemos realizado, es preciso matizar el motivo por el que esta verdura es una buena opción para aquellos que tienen el estómago delicado y para quienes deciden empezar a comer sano con una alimentación más ligera: el calabacín se digiere muy bien gracias a la presencia de mucílago, que es un tipo de fibra que suaviza y desinflama las mucosas del estómago, favoreciendo las digestiones.

Esta sustancia tiene la peculiaridad de hincharse en contacto con el agua, por lo que ingerir alimentos ricos en mucílago aumenta la sensación de saciedad e incrementa el tamaño del bolo alimenticio en su tránsito por el intestino. Todo ello facilita la evacuación por reblandecimiento de las heces y favorece la absorción de nutrientes, todo ello  al ser mayor la superficie de contacto entre el bolo y el intestino. Al mejorar el estreñimiento favorece la eliminación de tóxicos.

Recordemos que estos residuos tienden a aumentar los riesgos de padecer cáncer, y de ahí que su eliminación óptima sea fundamental. El mucílago es una fibra soluble especialmente recomendada en casos de colesterol alto y triglicéridos, gracias a que forma una especie de gel cuya principal virtud es conseguir atrapar el colesterol, evitando que pase por el torrente sanguíneo. Tiene un efecto ‘suavizante’ de las mucosas, y sus aplicaciones son muchas.

En ese sentido, ayuda a aliviar la garganta irritada, sin olvidar que por sus propiedades emolientes hidratan y protegen la piel. Otra de sus ventajas importantes pasa por que los mucílagos son útiles para estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. Por ello, es interesante incluir en la dieta del diabético alimentos ricos en mucílagos como, además del calabacín, son el apio, las judías verdes, el alga argar-argar, siendo el más claro ejemplo para otros usos el del aloe vera.

Su contenido en mucílago, junto con su bajo contenido calórico, ayudan en los tratamientos contra la obesidad. Se pueden elaborar platos ligeros pero sabrosos, en cremas, sopas, al vapor o plancha y hasta crudo en ensaladas. El calabacín pasa a llamarse para nosotros King Courgette, y queda demostrado una vez más que tenemos motivos para definirlo como un auténtico rey de la gastronomía y la salud, siendo una estrella de nuestro campo.

Flores en la mesa sí… pero dentro del plato

Cocina gastronomia salud

Las flores, además de vestir de forma elegante y vistosa las mesas en bellos bouquets, también dan el salto del jarrón al plato para sorprender a todos los paladares. Aportan un toque de distinción, color y fragancia, al tiempo que son una fuente rica en vitaminas, fibra, minerales y antioxidantes muy beneficiosa para el organismo, al tiempo que ayudan a bajar los niveles de colesterol.

Resulta preciso puntualizar que las flores comestibles son aquellas que pueden ser consumidas con seguridad y, aunque hay quien pueda pensar (erróneamente) que se trata de algo novedoso en la cocina gourmet y de vanguardia, forman parte desde siempre en las recetas más tradicionales. La alcachofa, la coliflor, el brócoli, el clavo de olor y el azafrán son flores que siempre han formado parte de nuestra dieta.

De entre todas las flores de la huerta nos quedamos, sin duda, con la Flor de Calabacín, por su sabor fino y delicado, ligeramente dulce pero con un cierto toque amargo, y por su apariencia elegante, de color amarillo intenso y textura crocante.

En King Courgette ya hemos explicado en artículos anterior que el calabacín necesita exposición solar y temperaturas cálidas o templadas, entre 18ºC y 25ºC. Es una planta que exige un riego periódico, ya que si se tiene carencia en ese sentido se provoca la caída de las preciadas flores.

La siembra se puede realizar bien entrada la primavera o a principios de verano. Es en esta estación cuando empiezan a florecer, por lo que sólo se consume hasta que finaliza. Al estar unida al fruto, cortar la flor implica detener su crecimiento, por lo que se recomienda no hacerlo hasta el momento de la recolección.

La flor de calabacín puede estar abierta o cerrada. La forma en la que esté no altera el sabor de la comida, pero la predispone para hacer algunas recetas. Es importante que tenga un color brillante y una consistencia suficiente para mantener la forma.

Lo ideal es recogerlas a primera hora de la mañana y consumirlas ese mismo día, aunque si se guardan en el frigorífico en un recipiente cerrado pueden aguantar hasta dos días. Se lavan con cuidado en un recipiente con un poco de agua. Se secan con delicadeza y se reservan hasta el momento de ser cocinadas. Antes de pasar por los fogones, hay que abrirlas suavemente y cortar el pistilo con unas tijeras, ya que se si se deja produce algo de amargor.

El mayor uso de flores en la cocina ha hecho que se popularice su venta y cada vez resulte menos complicado encontrarlas. Se pueden adquirir en los mercados de agricultores locales, en las tiendas de alimentos gourmet, en establecimientos de alimentos naturales o a través de Internet.

La flor de calabacín es muy utilizada en la gastronomía mediterránea, italiana, mexicana y japonesa, en las que está consideran un manjar delicado al tener el gusto propio del calabacín, pero un sabor más suave y fino.

Se elaboran fritas, rellenas, cocidas, al vapor, en sopas, ensaladas o en cremas. Entre las recetas más populares se encuentran las flores rellenas de queso o patata, en tempura y en crujiente y con pasta fresca. Estas flores son, además, una excelente guarnición para carnes, pescados, mariscos y quesos.

Plan de Consumo de Fruta y Verdura en las Escuelas 2016/2017: el calabacín como el gran aliado

consumo de frutas y verduras en los colegios

El mes de septiembre significa, entre otras muchas cosas, el regreso a la rutina para todos. Para los más pequeños de la casa supone la vuelta al cole. Después de tres largos meses de vacaciones, de incontables horas bajo el sol, de miles de chapuzones, viajes interminables, fiestas populares, noches de confidencias con los amigos y de bocadillos para salir rápido a la calle con refrescos y helados para soportar el calor, llega el momento de cambiar los hábitos, tanto los relativos a horarios y responsabilidades escolares como a los alimenticios.

La vuelta al aula no siempre es fácil, por lo que debe de planificarse. Por ello, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha puesto ya en marcha el ‘Plan de Consumo de Fruta y Verdura en las Escuelas’, que se prolongará desde el 1 de agosto de 2016 hasta el 31 de julio de 2017.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), España es uno de los países de la UE con mayor prevalencia de exceso de peso entre la población infantil y uno en los que más aumentó en las últimas décadas. La publicidad y otras formas de mercadotecnia de alimentos y bebidas dirigidas a los niños tienen un gran alcance, y a esto se añaden nuevas formas de ocio pasivo tan atractivas para la población infantil.

El sedentarismo consecuente y los factores dietéticos de origen familiar originan un riesgo particularmente agresivo para el desarrollo de enfermedades crónicas en la edad infantil y su establecimiento en la edad adulta. La OMS y la FAO recomiendan el consumo mínimo de 400 gramos de frutas y verduras al día para la prevención de enfermedades como las cardiovasculares, algunos cánceres o diabetes, y para evitar las deficiencias nutricionales de micronutrientes esenciales.

Según las últimas estadísticas nacionales, el consumo de fruta en España para niños de 2 a 14 años es de un 68,81%. Los de 1 a 4 años arrojan un 60,31% y los niños de 5 a 14 años las consumen a diario, ello frente a un 2,59% de los de 1 a 4 años y un 3,92% de 5 a 14 años que no las consumen nunca o casi nuca. En cuanto a las verduras, el consumo diario es de un 42,20% en los niños de 1 a 4 años y de un 36,76% en niños de 5 a 14, mientras que un 2,43% de 1 a 4 años y un 4,16% de niños de 5 a 14 años no las consumen nunca o casi nunca.

Estos datos resultan preocupantes para las autoridades sanitarias, por lo que a través del Plan gubernamental se impulsa la distribución de productos frescos a los alumnos que asisten con regularidad a guarderías u otros centros preescolares, o a los centros de enseñanza primaria o secundaria. El momento de la jornada escolar es el elegido como el idóneo para la distribución de las frutas y verduras, que serán siempre de excelente calidad y han de encontrarse en su momento óptimo de madurez de consumo, para evitar problemas de rechazo por parte de los niños que, además, puedan comprometer los objetivos del programa en cuanto a la aceptación de los productos y la adquisición de hábitos.

Se dará prioridad a la inclusión en el plan de los productos locales y de temporada, que además de abaratar costes ayudarán en la educación de los escolares sobre la realidad productiva agrícola, el conocimiento de los productos y su procedencia. Entre los productos almerienses estrella como son berenjena, tomate, pepino y pimientos, junto al melón y la sandía, se encuentra el calabacín.

Se trata de una verdura verde o amarilla, ligeramente dulce, de textura suave, tierna y agradable, que puede cocinarse de manera atractiva y jugosa, lo que ayuda a introducir poco a poco las verduras que tanto ‘odian’ los peques. El calabacín está compuesto de un 95% de agua y apenas tiene aporte calórico. Así, 100 gramos sólo aportan 15 kilocalorías. Sin embargo, contiene una gran cantidad de fibronutrientes, minerales, vitaminas y oligoelementos como fósforo, potasio, magnesio, hierro y calcio que tan necesarios son para el crecimiento infantil.

Para el período 2016/2017 en España se desarrollarán 14 estrategias de consumo de frutas y verduras en las escuelas, puesto que está comprobado que los hábitos saludables se forman e inculcan en la infancia. La distribución gratuita de las frutas y hortalizas como propuesta del ‘Plan de Consumo de frutas y verduras en las escuelas’ se entiende esencial para modificar algunos hábitos, porque ofrecen un ambiente inmejorable para la interacción y cooperación de varios actores: profesorado, niños, padres o familia y suministradores de alimentos.

Los consumidores de frutas y verduras en la infancia continúan siéndolo de adultos. ¡Feliz vuelta al cole!.

Estética de dentro a fuera: los beneficios del calabacín reflejados en la belleza natural

tratamientos faciales

La expresión “sentar bien” tiene un acople perfecto cuando se habla de calabacín. Es más, su aplicación admite otras variables cercanas, como “sentirse bien” y “verse bien”. Cuando consumimos este producto sabemos que nuestro organismo lo agradece, y lo hace de tal modo que se aprecia por fuera. Las propiedades del calabacín no paran de aumentar conforme se profundiza en su estidio, y varias de ellas tienen su reflejo, nunca mejor dicho, en el exterior.

El ser rico en vitaminas A y C, además de en antioxidantes, tiene una acción directa sobre la piel, como también su cualidad de generar colágeno.

  • Vitamina A: piel sana.
  • Vitamina C: contra los radicales libres dañiños
  • Manganeso: produce colina (aminoácido)

Juntas son poderosas actrices de acción antioxidante. Comer regularmente calabacines regenera del todo la humedad de la piel, la rehidrata, y con ello le proporciona brillantez. No solo se eliminan las toxinas gracias al alto contenido en agua, sino que se previene drásticamente el envejecimiento: los radicales libres son los causantes de arrugas y manchas, lo que se minimiza de manera significativa. Además, el colágeno natural que produce a través de la colina cura de manera saludable las heridas.

El contenido alto de agua del calabacín también es un gran aliado para tratar los ojos externamente:

  • Ojos hinchados: aplicar rodajas de este producto sobre los ojos no es solo para la foto típica de tratamiento de belleza facial, sino que realmente reduce la hinchazón.

Otro elemento del aspecto exterior que habla de buena salud y que influye en nuestra apariencia es el pelo:

  • Vitamina A: contra radicales libres dañinos y, por tanto, cabello seco
  • Vitamina C: mantener el colágeno alrededor de los folículos pilosos

En orden inverso al de la piel, el cabello se ve muy beneficiado del consumo de calabacín. Es innegociable que una dieta equilibrada es fundamental para tener un pelo sano y lleno de vida, sin dejar de lado el cuero cabelludo. Los folículos pilosos requieren nutrientes y oxígeno, y si somos capaces de proporcionárselos estaremos ayudando a su crecimiento y mantenimiento. La salud es belleza, y en el pelo tenemos una muy buena muestra de ello. El calabacín actúa desde la raíz para que luzcamos una buena melena.

El calabacín de verano

¿Sabias qué el calabacín cambia sus propiedades en verano?
Durante el invierno el calabacín tiene la piel más gruesa y la carne más densa. Sin embargo, durante el verano tienden a tener la piel más delgada y eso hace que sea comestible. También son más tiernos y se pueden comer crudos bien aliñados en ensalada.

Zucchini

19 calorías por cada 100 gramos de calabacín
Es un producto de bajo contenido energético, el calabacín solo tiene 19 calorías por cada 100 gramos, lo que le convierte en un producto ideal para cuidarse de cara al verano.

La mayoría de las variedades se pueden comer crudas o salteadas, al vapor o fritas. Algunas variedades se pueden rellenar. Otra de las formas populares de servirlo es en sopas.

Alumnos del colegio Mirasierra visitan las instalaciones de King Courgette

Hace unos días tuvimos el placer de recibir la visita de más de 50 alumnos del colegio Mirasierra de Las Norias de Daza (El Ejido). A partir de las diez de la mañana los jóvenes disfrutaron de un desayuno en nuestro comedor para seguidamente hacer una visita guiada por nuestras instalaciones, en grupos de diez, con el propósito de que conocieran de primera mano como es el proceso tradicional de manipulación del calabacín desde que llega desde el invernadero hasta que sale dirección a todas las partes del mundo.

Visita Colegio Mirasierra Las Norias

En sólo 24 horas se recolecta, clasifica, envasa y envía
De esta manera algunos de los alumnos aprendieron el proceso que siguen los calabacines que recolectan sus padres pocas horas antes de llegar a nuestras instalaciones, y cómo es posible hacer llegar de la manera fresca las hortalizas al consumidor final.

visita-colegio-alumnos-kingcourgette

Por último, todos los alumnos hicieron una foto de grupo para dejar un bonito de recuerdo de su visita a King Courgette.