Linguine de calabacín con piñones y queso

Vamos a “engañar” a los peques de la casa con unos linguine muy especiales, elaborados en vez de con pasta, con calabacín. Un plato delicioso y lleno de vitaminas y minerales.

linguine

Ingredientes para 2 personas

  • 4 calabacines
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 75 gr de queso parmesano recién rallado
  • 100 gr de piñones sin tostar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Unas hojas de albahaca fresca

Elaboración

Lava y seca el calabacín. Córtalo en tiras muy finas bien con la ayuda de un cuchillo bien afilado o con una mandolina. hasta que queden tipo linguini y muy delgaditas.

Corta el ajo en cuatro trozos y pica bien la albahaca. Déjalos reservados para cocinarlos después.

En una sartén pon un poco de aceite de oliva, y añade los piñones. Deja que se tuesten, y cuando estén dorados añade el ajo cortado en 4 trozos, y deja que se dore con los piñones. El sabor que le da el ajo al aceite con los piñones, es espectacular.

Una vez está dorado el ajo, lo podemos retirar si no nos gusta encontrárnoslo en el plato.

A continuación, añade el calabacín y una pizca de sal y pimienta. Remueve todo hasta que los calabacines se hayan ablandado. (Habrán pasado unos 8 minutos a fuego medio).

Una vez que el calabacín está tierno, ralla sobre la sartén el queso parmesano y agrega las tiras de albahaca. Saltea unos minutos más, hasta que el queso se haya derretido y sírvelo en el plato en forma de nido con un poco de queso parmesano en lascas. Si quieres puedes acompañar el plato con un poco de pollo a la plancha o de tofu.