Llega la Navidad con sabor a mazapán… y a berenjena

berenjenas

Entramos en el último mes del año, el mes de las comidas de empresa, las familiares y las de amigos, todas con motivo de la Navidad. Se presentan semanas de excesos en la mesa y en la barra, y no está demás preparar nuestro organismo para evitar, además del aumento de peso, la aparición de colesterol, gota u otras enfermedades o dolencias estomacales o intestinales.

La Dieta Mediterránea es siempre la mejor medicina preventiva, así como curativa, y entre la amplia variedad de frutas y hortalizas que nos ofrece, en esta ocasión saltamos desde King Courgette hasta Queen Aubergine para decidirnos también por la berenjena. Se trata de una verdura antioxidante porque mejora la actividad celular, diurética porque estimula la actividad renal y depurativa gracias a la cantidad de fibra que aporta.

Por ello, es una excelente elección para las dietas de adelgazamiento, al ser pobre en calorías e hidratos de carbono y rica en potasio, cobre, ácido fólico, magnesio y fibra. Algunos de los beneficios de la berenjena sobre el organismo son estos que resumimos:

  • Favorece la circulación
  • Reduce el colesterol
  • Previene la aterosclerosis
  • Ayuda a eliminar grasa
  • Inhibe el crecimiento de las células cancerígenas en el estómago gracias a su vitamina E

Una manera diferente de aprovechar las cualidades de esta verdura es tomando ‘agua de berenjena con limón’ antes de las comidas, lo que nos ayudará a digerir mejor las grasas y facilitará la digestión. Su elaboración es muy sencilla y rápida. Tan solo necesitamos 2 berenjenas, 1 limón y agua y estos son los pasos a seguir:

  1. Lavar bien las berenjenas
  2. Pelarlas y trocearlas
  3. Exprimir el zumo del limón
  4. Colocar la berenjena y el zumo en una jarra grande y añadir un litro de agua
  5. Reservar en la nevera durante la noche y tomar un vaso al levantarnos
  6. A lo largo del día ir tomando el resto del agua antes de las comidas

¡¡¡Feliz y saludable Navidad!!!.