Los zumos no solo son de fruta

zumos vegetales

Los principios clave para mantener una buena salud pasan por una alimentación sana y equilibrada, como ya sabemos, y cabe añadir que basada en la dieta mediterránea, algo igualmente muy difundido entre la población. A eso se une la práctica regular de ejercicio físico, sin necesidad de ser deportistas de élite. De hecho, uniendo los dos cabos, los expertos de la salud recomiendan dar 10.000 pasos y consumir un mínimo 5 piezas de frutas y vegetales al día, algo que pocas personas cumplen.

Por eso en King Courgette te proponemos un truco: aparca el coche y bebe zumos. Hacer jugos de vegetales es una forma sencilla que garantiza estar consumiendo dichos vegetales necesarios durante el día, absorber mejor sus nutrientes y añadir mayor variedad a la alimentación. Es decir, estos jugos ofrecen una gran cantidad de nutrición a través de una vía rápida y de fácil acceso, pero debemos aprender que los zumos no solo son de frutas. ¡Ni mucho menos!.

Una combinación bien escogida de vegetales nos permite hacer licuados de verduras con los que, además de probar unos sabores sorprendentes, se aprovechan al máximo sus cualidades. Las hortalizas se pueden mezclar según gustos y preferencias, pero conviene saber que hay combinaciones mejores y más acertadas, así como momentos idóneos para degustarlas. El mejor para tomar los zumos de hortalizas es entre horas, a modo de aperitivo o de tentempié refrescante.

De esta forma, la densidad nutritiva de la mezcla de vegetales -que no es mucha en cantidad, pero sí en variedad y calidad-, se ‘exprime’, y nunca mejor dicho, en extremo. Y es que entre el 80% y el 90% del volumen de las frutas es agua. A la hora de elaborar un zumo de verduras podemos hacerlo teniendo en cuenta el color, que además de por su apariencia en los vegetales también representa la presencia de compuestos. De esta forma, podemos obtener zumos verdes, naranjas y rojos.

Los zumos verdes están indicados en anemias, dolencias de hígado, retención de líquidos y contracturas, así como para el cuidado de la salud de los huesos. Los naranjas son para cuidar y mejorar el estado de la piel y de las mucosas, mejorar las dolencias de la boca, molestias, ardores y procesos inflamatorios en el esófago. Por último, los licuados rojos están recomendado para combatir el colesterol y/o los triglicéridos elevados, trastornos cardiovasculares, hipertensión arterial, procesos degenerativos y, en general, para depurar y mejorar la calidad de la sangre.

Todos los zumos deben elaborarse con verdura y fruta fresca, muy bien lavada, intentando no mezclar con lácteos, y deben de consumirse de manera inmediata para que no pierdan sus propiedades y vitaminas. En King Courgette, y como muestra, te proponemos un zumo verde con el calabacín como base. Aquí tienes la receta, en la que no solo te explicamos los ingredientes y cómo hacerlo, sino también todos sus beneficios si cumplimos los pasos.

Leche de alpiste, brócoli, rabanitos y calabacín (56.5 Kcal)

Ingredientes

  • 65g de leche de alpiste
  • 115g de brócoli
  • 65g de rabanitos
  • 100g de calabacín
  • Sal

Elaboración

Introducir las verduras dentro la licuadora, picados previamente para facilitar la extracción de los jugos.
Al servir, mezclar con la leche de alpiste y un pellizco de sal si se desea.

Beneficios

Sistema inmunitario

  • Los rabanitos contienen cantidades importantes de ácido fólico, vitamina que interviene en la síntesis de glóbulos rojos y blancos, así como de anticuerpos del sistema inmune. Además también es rico en un mineral que mejora la inmunidad, el magnesio.
  • El contenido en folatos del calabacín hace que nuestras defensas se vean reforzadas.

Cuida la línea

  • Este zumo está indicado para aquellas personas que quieran mantener su línea a raya, ya que todos sus componentes aportan mucha agua y pocas calorías.
  • Además de esto, la leche de alpiste contiene cantidades importantes de una enzima que se encarga de la digestión de los lípidos o grasas, la lipasa, por lo que cual incluso puede ayudar a perder algo de peso.

Estreñimiento

  • El magnesio es un mineral que posee efecto laxante, y se encuentra presente en cantidades importantes en el brócoli, lo que hace que esta verdura sea muy buena para evitar el estreñimiento, al igual que los rabanitos.